La importancia del protector solar (Parte II)

Introducción:

Como continuación de la anterior entrada, en esta segunda y última parte, veremos como elegir un protector solar y un breve resumen de estas dos entradas dedicadas a la protección frente al astro rey.

sun_01

¿Cómo elijo el protector solar? 

La clave es el FPS (factor de protección solar), pero como los fabricantes de cremas protectoras saben que la población española es absolutamente bilingüe, este término lo encontrarás con sus siglas en inglés: SPF.

El factor de protección solar (SPF) nos indica el tiempo máximo que puede estar una persona expuesta al sol sin sufrir quemaduras y determina el grado de protección que tenemos frente a la radiación ultravioleta B (UVB).

perseguir-el-sol_2319768

¿Por qué es tan importante el SPF? 

Porque nos señala el número de veces que el fotoprotector, aumenta la capacidad de defensa natural de la piel frente al eritema (rojez en la piel) que nos produciría la exposición solar.

Según la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología), el tiempo de protección natural de la piel es el tiempo máximo que puede permanecerse bajo el sol sin riesgo de quemarse. Estimamos que el tiempo de protección natural promedio de la piel es de 10 minutos, entonces, al aplicar el fotoprotector aumentamos nuestras defensas frente a la quemadura solar.

Es una sencilla ecuación: si aplicamos un SPF 30 x 10 minutos que nuestra piel aguanta de manera natural = 300 minutos, 5 horas de protección. SPF 15 x 10minutos = 150 minutos, equivalentes a 2 horas y 30 minutos de protección”.

muy-bronceada3

A modo de resumen: 

  1. Los protectores solares para que hagan sus efectos deben estar bien aplicados, de lo contrario estás tirando el dinero a la basura y lo que es peor, crees que      vas protegido cuando no es así.
  2. Se debe aplicar 30 minutos antes de salir a pedalear y con la piel limpia y      seca.
  3. La cantidad ideal son 6 cucharillas de café de producto para todo el cuerpo.
  4. El protector solar deberíamos aplicárnoslo durante todo el año.
  5. El elemento clave de un protector es el SPF.

Entrada elaborada por @ArjonaPrado

Otras entradas relacionadas

https://comunidaddelanilloverde.wordpress.com/2013/07/20/la-importancia-del-protector-solar-parte-i/

https://comunidaddelanilloverde.wordpress.com/2013/07/06/que-puedo-hacer-para-prevenir-la-deshidratacion-2/

Licencia Creative Commons Comunidad del Anillo Verde por Comunidad del Anillo Verde se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0

La importancia del protector solar (Parte I)

Entrada elaborada por @ArjonaPrado Social Media & Marketig Online

Introducción:

En las próximas 2 entradas trataremos de ver la importancia que tiene el uso de protector solar cuando salimos a pedalear, especialmente ahora en verano. Es tan importante como llevar agua o recambios para pinchazos.

La importancia del protector solar (Parte I)

Hace unas semanas, Luis Gómez, uno de los miembros de la Comunidad del Anillo Verde, nos remitía esta foto que a tenor de la difusión que tuvo, gustó mucho entre el resto de miembros y que enlaza perfectamente con el contenido de esta entrada.

1010660_10200145086050120_1876041543_n

¿Por qué es tan importante el protector solar?

Fundamentalmente porque contienen sustancias químicas que bien aplicadas sobre la piel (en esta entrada incidiremos en lo de “bien aplicadas”), disminuyen los efectos del sol. Nuestra piel está preparada para solventar los daños producidos por los rayos UVA y UVB, pero no puede hacerlo de manera indefinida por mucho que así lo crea “el Tarzán de turno” que te encuentras sin camiseta pedaleando por Sanchinarro (una de las zonas con menos sombras de todo Anillo Verde Ciclista).

Por ello a nuestra piel hay que ayudarla a realizar esa labor con un protector solar.

import_12762236_11

Lógicamente la piel tiene su “punto límite” y si este se supera de manera puntual te aparecerán quemaduras, reacciones alérgicas, etc… y si es de manera continuada, las consecuencias son, por ejemplo, la aparición de cáncer de piel.

¿A que nos referimos cuando en el anterior párrafo decíamos “protector solar bien aplicado”?. 

Se debe aplicar 30 minutos antes de exponerte al sol, con la piel limpia y seca. Vamos que si te lo aplicas una vez te has “disfrazado de ciclista” y estás en la puerta de casa, no es tan efectivo como si te lo das justo un rato antes, exactamente cuando de tu boca sale ese “¿pero ahora me voy a ir en bici? ¡buf¡ no se yo”.

Según la Academia Europea de Dermatología, mayoritariamente nos aplicamos mal el protector solar, o bien porque no esperamos esos 30 minutos, o porque no nos lo aplicamos en zonas como cuello, bordes de la cara donde comienza el cabello, orejas, etc…

Pero el protector solar solo se debe usar en verano ¿verdad? 

No. Solo el 30% de las radiaciones UV lo recibimos en verano, mientras el resto lo recibimos durante todo el año, sin protección solar. Recuerda que las nubes solo bloquean un 10-20% de la radiación.

¿Y cuanto protector solar nos debemos aplicar? 

Aproximadamente 6 cucharillas de café de producto para todo el cuerpo de un adulto de talla normal. Insisto, solo 6 cucharillas de café…y si no podéis ver lo que le pasaba a Dani Rovira cuando era pequeño.

Entrada elaborada por @ArjonaPrado

Otras entradas relacionadas:

https://comunidaddelanilloverde.wordpress.com/2013/07/06/que-puedo-hacer-para-prevenir-la-deshidratacion-2/

https://comunidaddelanilloverde.wordpress.com/quienes-somos/

Licencia Creative Commons Comunidad del Anillo Verde por Comunidad del Anillo Verde se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

La gran familia del ciclismo se venga de la Ley de Murphy

Si pensamos en uno de los peores escenarios en los que se puede pinchar, es probable que a la mente de alguno haya venido la siguiente situación: pinchar en plena ola de calor.

Pues bien, a mi me pasó el otro día en el carril bici de Colmenar (los usuarios que no lo conozcan este enlace les resultará de utilidad para contextualizar la situación) si bien es cierto que eran las 10:00 de la mañana y ya estaba volviendo. Pues bien, en esa situación, mi rueda trasera empezó a vibrar como si pasara por encima de bandas sonoras, ¡pinchazo en mitad de ola de calor¡.

¿Cuál fue mi primera reacción?, por supuesto gritar un verbo que empieza por “j” y es sinónimo de “fastidiar” o “romper”, lo dije tantas veces como radios tiene mi bici. Me sentía la víctima perfecta de la Ley de Murphy y de sus guionistas. La verdad es que los tíos habían diseñado un guión perfecto.

 2344934541_28bbc619dd_m

Pues si,  como en la película “Cometieron dos errores”, Murphy y sus guionistas se alejaban directos al “Saloon” a beber whisky barato y me dejaban “con la soga al cuello”, pero como en la peli protagonizada por Clint Eastwood, no se percataron de que habían cometido dos errores.

13047

 (Nota: Ennio Morricone nos presta esta canción de otra mítica película. Recomiendo al lector que le de al video antes de seguir leyendo esta entrada).

El primer error de Murphy:

El primer error fue pensar que se enfrentaban a un ciclista desprevenido ¡lo llevaban claro¡. Una vez se me pasó el cabreo, desenfundé la mochila de espalda donde llevo el agua, y saqué mi cámara y mi desmontable. Por supuesto a ambos les soplé como lo hace Clint Eastwood cuando dispara a los forajidos. Soplé y torcí la boca en signo de desprecio hacia Murphy y sus secuaces. Os juro que solo me faltó escupir tabaco y atizarle a esa escupidera que precisamente alguien había puesto minutos antes para que yo hiciera blanco. Arreglé el pinchazo y todos tan contentos.

 Por cierto, esto va para Murphy & Cia, que sepas que en el muro de Facebook de la Comunidad del Anillo Verde, Pedro Sánchez y Yoli del Rio me han dado consejos para que esto no me vuelva a ocurrir. Gracias desde aquí.

 

El segundo y fatal error de Murphy:

El segundo error fue el más grave  ¡Murphy y sus forajidos no eran ciclistas¡. Este guión les había reportado grandes éxitos en el mundo del automóvil, siendo objeto del mismo los pobres conductores que se encuentran tirados en una cuneta sin que nadie pare a socorrerles… pero esto era diferente. El segundo y más grave error fue pensar que los ciclistas iban a ser igual de poco solidarios que algunos conductores. Pues no señores, en el tiempo que estuve reparando el pinchazo, mas de la mitad de los ciclistas que se cruzaron conmigo me dijeron que si necesitaba ayuda. Por cierto, desde aquí GRACIAS.

 Conclusión, que lo que yo pensaba que fue un acto de mala suerte, lo fue de buena, puesto que me di cuenta de lo grande y solidaria que es la familia ciclista.

Lo siento Murphy, otra vez será…

Entrada elaborada por: @ArjonaPrado

Licencia Creative Commons
Comunidad del Anillo Verde por Comunidad del Anillo Verde se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Otros enlaces de interés:

https://comunidaddelanilloverde.wordpress.com/2013/05/10/la-gran-victoria-de-gino-bartali/

https://comunidaddelanilloverde.wordpress.com/2013/06/30/efectivamente-el-ser-humano-es-extraordinario/

¿Os acordáis de cuando jugábamos al ciclismo con las chapas?

Perdonadme que me permita esta entrada, que tiene poco, o nada, que ver con el Anillo Verde Ciclista de Madrid, pero un buen amigo me ha enviado estas fotos y he pensado que os podían traer buenos recuerdos.

(Dado que tenemos lectores de distintos paises (nuévamente gracias), como deferencia a ellos haremos una nota aclaratoria: estas fotos corresponden a tarjetitas con pegatinas, que se vendían en los kioskos de prensa. Despegabas la pegatina del ciclista en cuestion y con cuidado la colocabas en el interior de las chapas (así es como llamamos en España a los tapones metálicos que se utilizan para sellar las bebidas de cristal). Ahora que estamos “ubicados” y nadie se ha perdido, podemos continuar 🙂  ).

22994420_5951884

De aquellas épocas en las que te bajabas al parque y hacías que ambas manos se tocaran a través del dedo corazón, las palmas hacia abajo y ¡tachan¡ te convertías en una máquina de obra pública ya que al arrastrar las manos por la arena, trazabas un recorrido ciclista absolutamente a tu antojo. Ojala ahora fuera tan fácil generar obra civil 🙂

Ahí no había que realizar ningún estudio de impacto ambiental, ni obtener licencias de obra ni nada. Tus manos, guiadas por tu inspiración, eran las que decidían hacer aquí una curva, aquí una recta, subir ese pequeño montículo, etc…

33808240

El siguiente paso era trazar la línea de salida, colocar tus chapas con tantas pegatinas como pesetas habías logrado juntar esa semana y sino, habías cogido tu moneda de cinco duros, con un boli Bic, habías dibujado el contorno y te habías diseñado el maillot más chulo del barrio, si encima lo habías pintado con rotuladores Carioca, ya era lo más. Tú no llevabas chapas en el bolsillo de tu pantalón corto, tu llevabas un tesoro.

Y ¡zas¡ a empezar a darle toquecitos a tu chapa, más fuertes si era una recta, o más flojos si se acercaba una curva. En mitad de la curva metías tus tres dedillos en la chapa y esta giraba sobre su canto y te permitía avanzar más rápido que si superabas la curva con pequeños toquecitos que avanzaran ángulo a ángulo hasta hacer 90 o 180 grados, en función de la “mala leche” con la que habías diseñado la curva.

2A5046A6832D4FCA34AB294FCA3456

Entonces todo lo que necesitabas para divertirte era que el bar de Paco te diera un puñado de chapas (por supuesto luego le decías “¿me das agua?” y te largaba un vaso de tubo lleno de agua, eso si, si era la mujer de Paco la que te lo ponía te la servía en un vaso de caña…) Eso y que al tocar el telefonillo, tu vecino te contestara diciendo “ya bajo” y no su madre diciendo “no sale, tiene que hacer los deberes”. En mi caso había otra variante cuando llamaban “no sale, está castigado” “pero ¿otra vez?” “si, otra vez”. Y te tenías que conformar probando las chapas siguiendo el recorrido de los azulejos de terrazo…y claro, no era lo mismo.

Entrada elaborada por: @ArjonaPrado

Licencia Creative Commons
Comunidad del Anillo Verde por Comunidad del Anillo Verde se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Otros enlaces de interés:

https://comunidaddelanilloverde.wordpress.com/2013/06/11/a-que-os-entran-ganas-de-coger-la-bici-ahora-mismo/

https://comunidaddelanilloverde.wordpress.com/2013/05/10/la-gran-victoria-de-gino-bartali/

¿Qué puedo hacer para prevenir la deshidratación?

En esta entrada intentaremos ver algunas recomendaciones para evitar la deshidratación, especialmente en esta primera quincena de Julio donde según “los hombres del tiempo” estamos inmersos, en la mayoría de España, en una ola de calor. Si tienes pensado salir este fin de semana con la bici, leer este artículo te va a venir genial.

¿Por qué es tan importante el agua?. 

Fundamentalmente porque somos agua, de hecho es una sustancia esencial para la supervivencia de todas las formas conocidas de vida.

El agua es el principal componente del cuerpo humano, y supone entre el 55 y el 60% del peso corporal total.  

Así que tan importante como que lleves las ruedas bien de presión, que tu bici frene o que vaya engrasada, etc… es que lleves, al menos, un bidón lleno de agua. Por favor, si eres de los que circula en “plan Tarzán” sin camiseta y sin bidón, al menos no lo hagas durante el verano, o como mínimo durante esta ola de calor.

Afortunadamente en esta época del año, hay muchas más fuentes públicas operativas y podrás recargar tu bidón en las que hay a lo largo del recorrido. Pero tu por si acaso, salgo con “el agua puesta”  y en el bidón.

Fuente: Bellezapura

Fuente: Bellezapura

¿Qué consejos podemos seguir para evitar la deshidratación mientras pedaleamos?

  1. Trata de beber antes de que tengas sed: Según la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC), sólo con que el cuerpo pierda el 1% de líquidos aparece la sed; si la pérdida es del 2% se reduce el rendimiento y la      resistencia, y a partir del 5% se puede producir aceleración del ritmo cardiaco, apatía, vómitos y espasmos musculares.
  1. Si perteneces al grupo de ciclistas del Anillo Verde, que tiene una edad      avanzada  (y que en muchas ocasiones coincide con que son los que “más lijadas pegan”, por ejemplo, en la subida del Parque Lineal de Palomeras, a ver, que a mi no me “lijaron”, fue al “amigo de un amigo de un conocido”…) recuerda que necesitas beber un poco más que el joven que acabas de dejar atrás resoplando y mirando a ver si lleva las ruedas pinchadas para explicar el adelantamiento sufrido (juro que pensé que había pinchado, bueno yo no, perdón, “el amigo de un amigo de un conocido” pensó que había pinchado).
  1. Al  hacer ejercicio debemos beber más agua de lo que beberíamos un día normal: una forma de saber qué cantidad de agua se debe tomar para compensar la pérdida asociada, en este caso, al pedaleo, es pesarse antes y después del      ejercicio y beber una cantidad de líquido equivalente a 1,5 veces el peso      perdido.
  1. Para saber si has bebido lo suficiente y tú nivel de hidratación, la clave es la orina. Si es de color amarillo intenso con color fuerte y en poca cantidad, debemos beber más. Por el contrario si es de color amarillo claro y en mucha cantidad, es que estamos bebiendo lo suficiente.
  1. Una última recomendación, no debemos sustituir el agua por bebidas con cafeína o alcohol: ambas sustancias actúan como diuréticos y pueden causar pérdidas de agua al aumentar las ganas de orinar.

En definitiva, que el tema de la hidratación es más serio de lo que pensamos. Ahora eso si, si te hidratas debidamente, el “amigo de un amigo de un conocido” ya no tendrá excusa para justificar que le “lijen”.

Espero que esta entrada te haya resultado de utilidad.

Entrada elaborada por @ArjonaPrado

Otras entradas de interés:

https://comunidaddelanilloverde.wordpress.com/2013/06/11/a-que-os-entran-ganas-de-coger-la-bici-ahora-mismo/

https://comunidaddelanilloverde.wordpress.com/2013/06/27/el-ciclismo-y-el-corazon/

Licencia Creative Commons Comunidad del Anillo Verde por Comunidad del Anillo Verde se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

¿Qué puedo hacer para prevenir la deshidratación?

En esta entrada intentaremos ver algunas recomendaciones para evitar la deshidratación, especialmente en esta primera quincena de Julio donde según “los hombres del tiempo” estamos inmersos, en la mayoría de España, en una ola de calor. Si tienes pensado salir este fin de semana con la bici, leer este artículo te va a venir genial.

¿Por qué es tan importante el agua?.

Fundamentalmente porque somos agua, de hecho es una sustancia esencial para la supervivencia de todas las formas conocidas de vida.

El agua es el principal componente del cuerpo humano, y supone entre el 55 y el 60% del peso corporal total.

Así que tan importante como que lleves las ruedas bien de presión, que tu bici frene o que vaya engrasada, etc… es que lleves, al menos, un bidón lleno de agua. Por favor, si eres de los que circula en “plan Tarzán” sin camiseta y sin bidón, al menos no lo hagas durante el verano, o como mínimo durante esta ola de calor.

Afortunadamente en esta época del año, hay muchas más fuentes públicas operativas y podrás recargar tu bidón en las que hay a lo largo del recorrido. Pero tu por si acaso, salgo con “el agua puesta” y en el bidón.

Fuente: Bellezapura

Fuente: Bellezapura

¿Qué consejos podemos seguir para evitar la deshidratación mientras pedaleamos?

  1. Trata de beber antes de que tengas sed: Según la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC), sólo con que el cuerpo pierda el 1% de líquidos aparece la sed; si la pérdida es del 2% se reduce el rendimiento y la resistencia, y a partir del 5% se puede producir aceleración del ritmo cardiaco, apatía, vómitos y espasmos musculares.
  1. Si perteneces al grupo de ciclistas del Anillo Verde, que tiene una edad avanzada (y que en muchas ocasiones coincide con que son los que “más lijadas pegan”, por ejemplo, en la subida del Parque Lineal de Palomeras, a ver, que a mi no me “lijaron”, fue al “amigo de un amigo de un conocido”…) recuerda que necesitas beber un poco más que el joven que acabas de dejar atrás resoplando y mirando a ver si lleva las ruedas pinchadas para explicar el adelantamiento sufrido (juro que pensé que había pinchado, bueno yo no, perdón, “el amigo de un amigo de un conocido” pensó que había pinchado).
  1. Al hacer ejercicio debemos beber más agua de lo que beberíamos un día normal: una forma de saber qué cantidad de agua se debe tomar para compensar la pérdida asociada, en este caso, al pedaleo, es pesarse antes y después del ejercicio y beber una cantidad de líquido equivalente a 1,5 veces el peso perdido.
  1. Para saber si has bebido lo suficiente y tú nivel de hidratación, la clave es la orina. Si es de color amarillo intenso con color fuerte y en poca cantidad, debemos beber más. Por el contrario si es de color amarillo claro y en mucha cantidad, es que estamos bebiendo lo suficiente.
  1. Una última recomendación, no debemos sustituir el agua por bebidas con cafeína o alcohol: ambas sustancias actúan como diuréticos y pueden causar pérdidas de agua al aumentar las ganas de orinar.

En definitiva, que el tema de la hidratación es más serio de lo que pensamos. Ahora eso si, si te hidratas debidamente, el “amigo de un amigo de un conocido” ya no tendrá excusa para justificar que le “lijen”.

Espero que esta entrada te haya resultado de utilidad.

Entrada elaborada por @ArjonaPrado

Otras entradas de interés:

https://comunidaddelanilloverde.wordpress.com/2013/06/11/a-que-os-entran-ganas-de-coger-la-bici-ahora-mismo/

https://comunidaddelanilloverde.wordpress.com/2013/06/27/el-ciclismo-y-el-corazon/

Licencia Creative Commons Comunidad del Anillo Verde por Comunidad del Anillo Verde se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.