¿Os acordáis de vuestra primera bici?

Entrada elaborada por @ArjonaPrado Social Media & Marketing Online

Seguro que alguno de vosotros, durante milésimas de segundo, ha tenido que retroceder décadas hasta localizar mentalmente una imagen, una vez localizada, vuestro cerebro la ha desempolvado y os la ha presentado como si la hubiéramos visto hace escasamente unos minutos. Como digo, muchos habréis retrocedido décadas, pero otros en cambio habréis retrocedido unos pocos años, porque por una u otra razón, habéis empezado a montar en bici recientemente (por cierto ¡enhorabuena¡).

Verano%20azul00008

El caso es que tanto para unos como para otros, esa primera bici siempre será inolvidable. Unos la heredaríais de vuestros hermanos mayores, como por entonces ya se había inventado el “tunning”, probablemente os la dejaría con pegatinas de la serie “V”, con calcomanias de “Dragones y Mazmorras”, pegatinas de esas que venían en el “As” (aún me acuerdo de una que puse yo de “Derbi”), de alguna colección de cromos o vete tu a saber con que. Si así fue, debéis sentiros afortunados porque si la heredasteis de vuestras hermanas mayores y sois chicos, entonces si que os dejasteis las uñas quitando cualquier vestigio de feminidad (pegatinas de Candy Candy, del típico gatito con las pupilas dilatadas, etc…). Ni que decir que las cintas del manillar y la cesta era lo primero que saltaba por los aires con el cambio de dueño…

Si la bici era de vuestra talla disfrutaríais cada vez que le decíais a vuestro padre, “¿me puedes subir el sillín?”, porque a ver, cada vez que te subían el sillín, creías que te había salido un pelo nuevo en el “bigotillo cantinflero” como muestra de que dejabas de ser un “cani”. Si la bici no era de vuestra tall al lado de ella parecías aún más pequeño, te sentías como los que conducían los velocípedos. Tu bici parecía la madre de la de todos tus amigos.

bicicleta-antigua

La realidad es que ,en general, todos hemos tenido alguna bici que nos ha marcado de por vida, con la que en un verano como éste hicisteis una aventura que nunca olvidaréis. Ahí no había culotte ni nada, hacías kilómetros que no veas y el calzoncillo de especie de redecilla que tenía el bermudas por dentro, te exfoliaba esa parte donde la espalda pierde su nombre.

Muchas de esas bicis duermen en oscuros trasteros, otras corrieron peor suerte y terminaron por piezas en un desguace…pero las más afortunadas terminaron en manos de sobrinos o primos o conocidos que aún las utilizan al menos cuando van al pueblo. Incluso en algunos casos puede que esa segunda vida la tengan en otro continente y que justo ahora mismo, un niño de color las esté mirando con la misma ilusión con la que tu la miraste cuando la viste por primera vez (yo al día siguiente me levanté a toda pastilla para ver si seguía ahí). Sea como fuere, siempre serán nuestras inolvidables primeras bicis. ¿Qué recuerdos tienes de tu primera bici?.

Foto propia de la Comunidad del Anillo Verde.

Foto propia de la Comunidad del Anillo Verde.

Nota: esta foto la hice el año pasado en el final de la Vuelta a España y era de un camión que recogía bicis para llevarlas al Tercer Mundo. Si os interesa, en la red hay diferentes proyectos al respecto, como la Comunidad del Anillo Verde no conoce ninguno en profundidad, no tenemos elementos para recomendaros uno u otro.

¿Qué recuerdos tienes de tu primera bici?.

Entrada elaborada por @ArjonaPrado ¿te puedo ayudar en algo?

Otras entradas relacionadas:

https://comunidaddelanilloverde.wordpress.com/2013/07/14/la-gran-familia-del-ciclismo-se-venga-de-la-ley-de-murphy/

https://comunidaddelanilloverde.wordpress.com/2013/05/28/que-puedes-hacer-para-recuperar-tu-bici-si-te-la-roban/

Licencia Creative Commons Comunidad del Anillo Verde por Comunidad del Anillo Verde se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0

2 pensamientos en “¿Os acordáis de vuestra primera bici?

  1. Hace unos dias quise compartir esta historia pero me quedé sin batería. Contaba de las dos bicis más importantes de mi adolescencia. La primera fue mi primera bici que me compraron con 11 añazos, tan elemental que frenaba con los talones! Recuerdo la cara de alegría de mi padre que me miraba orgulloso porque a él su padre nunca había podido o querido comprarle una. La segunda bici no era mia, pero me ha dejado una “marca imborrable” , la bici de la Lola, la chica más guapa del barrio, se paseaba con su bici azul celeste como una diosa mientras a nosotros se nos caia la baba de los 14 años. Un día conseguí que me la prestara sólo para “una vuelta”. Sólo un objetivo me guiaba mientras pedaleaba a toda velocidad y era que mis amigos viesen mi proeza. A tanta patilla pedaleaba que mientras gritaba delante de ellos no vi como se soltaba el curvo y cromado manillar de manera que volé por encima de la bici hasta frenar con ambos codos sobre el granuloso asfalto. No lloré a pesar del dolor, con 14 años no lloras, y porque tenía que volver rápidamente a devolverle la bici a la Lola, pero sobre todo porque había sido el único en lucirme en la bici más deseada del barrio. Oculté las heridas a la Lola, a mis amigos y en casa hasta que se infectaron tanto que tuvieron que llevarme a curar durante un mes, aunque las huellas de mi gran bicihazaña todavía se pueden percibir en mis codos después de los 35 años tras los que he vuelto a pedalear en una buena bici, pero a la que le faltará siempre la magia de mi primera bici y de la bici de la Lola.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s